Inteligencia Emocional

Programa vivencial de inteligencia emocional dirigido a alumnos de infantil, primaria y secundaria

Programa vivencial de inteligencia emocional dirigido a alumnos de infantil, primaria y secundaria

Hasta hace poco, la inteligencia sólo se medía por el cociente intelectual, sin embargo, en muchos casos, el éxito de la persona no siempre mantiene una relación directa con este cociente. En 1995, Daniel Goleman escribe el Best Seller Inteligencia Emocional en el que pone de manifiesto el papel que las emociones juegan en el desarrollo humano y como inciden en el éxito personal y profesional.

La inteligencia emocional nos permite tomar conciencia de nuestras emociones e interactuar con el entorno teniendo en cuenta los sentimientos. Engloba habilidades que configuran rasgos de carácter imprescindibles para una buena adaptación social.  Contribuir al desarrollo  de las capacidades emocionales y sociales del niño en el aula está visto por algunos como una auténtica revolución en el ámbito educativo. No en vano es una enseñanza que moldeará el carácter del niño y que lo preparará para afrontar el futuro en mejores condiciones.

La Fundación Gestiona ha desarrollado un innovador programa dirigido a que los docentes puedan trabajar la inteligencia emocional de sus alumnos de acuerdo a un procedimiento de éxito probado.  El ciclo formativo está pensado para pensado para alumnos de infantil, primaria y secundaria y para sus maestros o profesores.

Ira, tristeza, miedo, felicidad, amor, disgusto y sorpresa son las siete emociones básicas con las que se trabaja y conforman el eje conductor del programa. Con una duración completa de aproximadamente 10 meses, el Programa Vivencial de Inteligencia Emocional comienza con una fase formativa a cargo de la Fundación que va dirigida a los docentes que implantarán el programa en el centro de enseñanza. Estos experimentarán en primera persona los mismos ejercicios que luego realizarán los alumnos en el aula. Tras varias sesiones dedicadas a la reflexión y a las conclusiones sobre las actividades por parte del profesorado se procederá a la implantación del programa entre los alumnos.  Esta segunda fase tiene una duración estimada de 7 meses. Durante este periodo la formación y acompañamiento no solo alcanzará a los alumnos sino también a sus familias. El programa finaliza con un análisis por parte de los propios alumnos con el apoyo de los profesores y el personal de la Fundación Gestiona sobre la evolución producida a lo largo de los siete meses de realización del mismo.

Los comentarios están cerrados.