MAYOR FLEXIBILIDAD EN LA REFORMA EDUCATIVA

30/11/2012

El Ministerio de Educación podrá introducir una serie de cambios que afectan a la nueva Formación Profesional básica, unos ciclos que están ideados para los alumnos más rezagados y que sustituirán a los programas de cualificación profesional inicial.

Estos cambios se producen después del rechazo inicial que generó la reforma educativa en el sector en buena parte de las Comunidades Autónomas. El principal problema estriba en que, tal y como se diseñó la FP básica en el proyecto de reforma, estos ciclos se convertían en una vía de salida prematura del sistema para los alumnos problemáticos. Así, y según los planes iniciales del Gobierno, al terminar la FP básica los alumnos sólo podrían recibir un certificado de profesionalidad del nivel más básico concedido por el Ministerio de Trabajo. Gracias a los programas de cualificación profesional se abre la posibilidad a que los alumnos puedan obtener más adelante el título de ESO o bien acceder directamente a la FP de grado medio.

Desde la Junta de Andalucía -por ejemplo- se aspira a que se puedan recuperar las dos posibilidades. De hecho, Mar Moreno, consejera andaluza del ramo, ha señalado que el 36% de los alumnos andaluces de los programas de cualificación profesional inicial acceden finalmente al título de ESO.

La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, ha explicado que el Ministerio será más flexible en cuanto al currículo, al entregar más autonomía a los centros para fijar los horarios así como los contenidos de las materias no instrumentales. De igual modo, según Moreno, se espera una mayor flexibilidad en cuanto a los itinerarios escogidos por los alumnos y -para ello- el objetivo es que la decisión que tomen los alumnos con 14 años no sea irreversible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *