Los colegios concertados dicen que la reforma del PP les hará perder 30.000 alumnos

28/02/2012

La escuela concertada pide al Gobierno que reconsidere su nuevo esquema del Bachillerato y la ESO porque supondrá un caos organizativo en los colegios.

 

La patronal de la escuela concertada FERE, que escolariza a 1,2 millones de alumnos, teme que la obligatoriedad de cursar primero de Bachillerato suponga una pérdida de alumnado en los colegios que sólo imparten ESO, ya que las familias matricularán a sus hijos en aquellos centros que oferten el ciclo completo de Bachillerato.

La reforma anunciada por el PP para suprimir un curso de la ESO y ampliar a tres años el Bachillerato preocupa a la patronal mayoritaria en la escuela concertada religiosa, con cerca de 2.000 colegios en todo el país. FERE no ve con malos ojos la ampliación del Bachillerato pero se opone a que se haga a costa de reducir un curso en la enseñanza secundaria. Para Luis Centeno, portavoz de Fere, “es prematuro que los alumnos elijan a los quince años su futuro académico, optando ya por hacer Bachillerato o Formación Profesional”. Además, no entienden la utilidad de que se convierta en obligatorio el primer curso del Bachillerato y de la FP. “Dudamos de que sirva para reducir el abandono escolar. Para muchos alumnos puede convertirse en un año muerto que no les va a servir para nada”.

Pero además, FERE teme que el nuevo esquema suponga un auténtico caos organizativo en los colegios, habida cuenta de que la mitad de sus centros sólo imparten el ciclo completo de ESO pero no ofertan Bachillerato. “Si ahora tienen que dar primero de Bachillerato, al ser considerado un curso obligatorio, nos tememos que progresivamente se quedarán sin alumnos porque previsiblemente las familias cuyos hijos quieran seguir estudiando, tenderán a matricularlos en aquellos colegios que sí ofertan el ciclo completo de Bachillerato, para evitar que tengan que cambiar de centro para hacer segundo y tercero. En este sentido, a corto plazo, calculamos que podríamos perder unas 1.200 aulas, con una repercusión sobre 30.000 alumnos y 1.500 profesores”.

Fere mantiene su reivindicación histórica de ampliar los conciertos educativos a la etapa del Bachillerato pero señala que tampoco ésa sería la solución definitiva ante una nueva estructura que consideran de muy difícil encaje en la realidad de los centros educativos.

 

Fuente: cadenaser.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *